3/5/10

tienes alma de líder y yo te seguí siempre desde pequeños. a los 8, armamos nuestra propia revolución en esas cuatro paredes de cartón, y a los 10, le declarábamos la guerra al vecino de enfrente. tomamos a su perro como prisionero, y luego se convirtió en rehén cuando se te ocurrió que podríamos pedir un rescate para financiar nuestras ideas. tenías la cabeza llenita de ideas, unas buenas, y otras que nos costaron moretones en las rodillas y puntos de sutura. a los 15 te crecieron las alas, a los 16 querías salvar el mundo y a los 17 volaste. me enseñaste a diseccionar saltamontes, que los pactos de saliva nunca se rompen y que el amor es como un cometa, que pasa una vez cada mil años.

9 comentarios:

eliú dijo...

a los 12 rapté el gato de la vecina, sólo para ir a su casa a merendar... rompí un pacto de saliva, pero jamás el de sangre...

Bohemia dijo...

esas si que son alas del renacimiento...

Completamente Gilipollas dijo...

¿y a los 18?
Siempre suyo
Un completo gilipollas

Liilyth dijo...

me ha encantado

DANI dijo...

A los 18 se plantó??? o siguió envejeciendo.

Besos de uno que no consigue dejar de crecer (con moratones, corazones rotos, cicatricez y todas esas cosas)

Señorita dijo...

A los 20 sigo volando con la cabeza perdida.
Y lo del amor me quedo los diez mil años con lo que hay.
el sos bien?

Dara Scully dijo...

mis ideas favoritas son las que te dejan raspadas en las rodillas, de siempre.



(mimito de parte
de mi mamut)

txusman dijo...

Quizá te engañó... o mejor dicho te le creiste...

Jime dijo...

Que ternura, gracias por recordarme que existen los para siempre..
Besitoos!