6/10/09

es tiempo de cambios y la distancia que empieza a pesarnos. me cuentas tu vida y ya no puedo recordar cómo huele tu pelo. lo sabíamos, sabíamos que acabaría pasando y tú lo notas y yo me pongo triste porque también se me olvidó la forma en la que me mirabas. me pinto los labios, cojo el autobús y otro día que pasa. son las ocho treinta y cinco y creo que el corazón dejó de moverse aquí dentro.

9 comentarios:

eliú dijo...

estaba predispuesto... asi, como bien dices, no duele tanto...

señorita dijo...

se moverá,el futuro siempre llega
=)

txusman dijo...

lo bueno que fue... y a otra cosa mariposa...
saludos.

DANI dijo...

No jodas! para el reloj, pero no el corazón!!

Besos paralizados

Alberto Tallón dijo...

Dicen que el tiempo todo lo cura...una más de tantas mentiras...quizás amortigüe el sentimiento, pero en momentos de debilidad resurge con más fuerza...al final, todo se resume en aprender a convivir con él, e incluso, con un toque de masoquismo, a disfrutar con el dolor del recuerdo de lo perdido.

Un saludo, y ¡ánimos!

heva dijo...

que sí, que sí que se mueve... que se escucha entre tus letras! y el olor de su pelo y la forma de mirarte están dentro de él...


abracito

:)

manu dijo...

bueno, por suerte esas cosas suceden, sino, la vida sería una condena de sentimientos que atormentarían nuestra existencia...

mmm

demasiado irreal...capaz eso es la vida.


saludos

cosasimpropias dijo...

electroshock al corazon por favor

Dara Scully dijo...

Dice Cat que ella te da un corazón de porexpan si lo quieres. Esos no dejan de moverse nunca.


miau
enorme
de
helio