10/1/09

Salir a la calle y notar que el frío me quema los dedos, me congela las orejas, me enrojece la nariz (sí, a lo Rudolf), jugar a: quién se pone más ropa, (y quién se la quita primero), y quedarnos en el banco a mirar desde lejos cómo se venden castañas, sí, sólo a mirar. Y tú... tú... tú eres chocolate caliente en el corazón.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Veo que tu corazón está ahora más rojo que nunca... Me alegro muchísimo de verte así. Un beso Pirata!


Araceli

Helena dijo...

Eso lo he hecho yo tantas y tantas veces...

Ahora te digo yo a ti, ¡Salta por la ventana, Valiente!

Julio César Serralde Ávila dijo...

El chocolante caliente se toma a sorbos, eso es lo rico.


Saluditos!

Borja F. Caamaño dijo...

Es agradable tener a alguien al lado así, ardiente como el chocolate, que nos brinde ese calor que tanto necesitamos...

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado.

Dara Scully dijo...

El mejor remedio contra el frío.


Un miau

Basquiat dijo...

juegos maravillosos, un fuerte abrazo pirata.

hawwah dijo...

qué dulce...

:)

=one deep sigh= dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
alerts dijo...

It seems my language skills need to be strengthened, because I totally can not read your information, but I think this is a good BLOG
jordan shoes

Guaju dijo...

qué maravilla, chica...