28/7/08

Te delató la nariz.



-¡Hola! ¡Pero cómo has cambiado!

-Ha pasado mucho tiempo...

-Ahora estás más guapa...

-...Y tú has aprendido a mentir.

-Lo digo en serio; tu pelo suelto, tus labios rojos, tus
ojos... bueno, ellos siguen teniendo la misma expresión noble de siempre.

-Tú no has cambiado nada... excepto... tu nariz, creció
mientras hablabas...











*Me encanta cuando mientes, te muerdes el labio inferior casi sin darte cuenta.
¿Sabes cuál es mi mentira favorita?... Cuando dices que me quieres.

9 comentarios:

digler dijo...

creo que a veces nos hace falta escuchar ciertas mentiras

ana dijo...

si, si como la mentirijilla de que te estabas pillando el dedo en el ascensor...xD

bueno, supongo que habrás adivinado que soy Ana.
=)

la niña perdida dijo...

como nos gustan esas mentiras...y es que lo de las letras blancas ya no se lleva.

un abrazo guapa,
mi guapa

:)

Caída de las estrellas dijo...

Los sueños son los que nso hacen movernos... si no, ¿qué sentido tendría?

Me alegra volver a navegar en tu barco pirata ^^

Juanjo dijo...

Y ahora, vas y escribes una dulce pinochada. Ojalá los mares estuviesen llenos de piratas como tú. Un beso.

eliú dijo...

"...Me encanta cuando mientes, te muerdes el labio inferior casi sin darte cuenta.
¿Sabes cuál es mi mentira favorita?... Cuando dices que me quieres..."


MUY BUENO ESE CIERRE!!!

saludos



Isra.

hawwah dijo...

la nariz siempre fue la más sincera parte del cuerpo...

ciao:)

Réckiem dijo...

A mí no me gusta la misma mentira que a tí.

txusman dijo...

y es una mentira que te crees...